Han sido cinco los años que han pasado ya desde que aterricé en BIOPYC y aunque parece que fue ayer, todo este tiempo me ha servido tantísimo que puedo decir que me he vuelto a licenciar en otras disciplinas no regladas por ninguna universidad, pero que son tan necesarias para entender este mundo en el que vivimos.

Quisiera aprovechar este blog para darles las gracias a todos ustedes, nuestros clientes, por recibirme tan amablemente, por contarme los problemas de sus abejas y sobre todo por tener en cuenta nuestros consejos.

Y si me lo permiten, desearía dar las gracias a mis compañeros, a mis superiores y a todos los que forman o han formado parte de esta gran empresa que es BIOPYC. Sé que costará encontrar un equipo como el vuestro, que nunca habéis puesto una mala cara (o voz) cuando os bombardeaba a llamadas, que siempre me habéis enseñado y mostrado todo aquello que necesitaba saber y con los que he compartido horas y horas de telefonía. Han sido cinco años en los que he crecido, aprendido y madurado, cinco años muy importantes en mi vida de los que habéis sido partícipes, cinco años… que se dice pronto.

Sin embargo, aunque suene a despedida, no lo es, seguiré vinculada a este mundo, mi mundo, la apicultura, y colaborando con BIOPYC siempre que me necesite.

Lo dicho, muchas gracias a todos y hasta luego.

Encarna Garrido Bailón